Testimonios

Testimonio Abel

Mi nombre es Abel, intentaré poner en palabras como fue mi proceso y experiencia antes, durante y luego de la regresión. Ya venía haciendo un proceso personal y acudí a Merchu porque comencé a sentir un estancamiento. Sentía que no tenía energía, que todo en la vida me costaba muchísimo esfuerzo y no sabía ni cómo ni por donde seguir. Yo tenía experiencia con medicinas sagradas como ayahuasca, bufo alvarius, etc. pero jamás había hecho una regresión y no entendía cómo podía tener un “estado alterado de conciencia” sin ayuda de algo externo, solo con un ejercicio de relajación, respiración y meditación.
Llegó el día, llegué, me recosté y Merchu me fue guiando con su dulzura característica a través de una meditación guiada, prestándole atención a la respiración y me dijo que iba a contar de 10 a 1 y cuando llegue a 1 que le diga que veía. Por dentro yo pensaba “no estoy viendo nada ahora, ¿qué voy a ver en unos segundos más?” y de repente me vi a mí mismo hablando con mi ángel guardián, guía, maestro o como quieran llamarlo. Era tan real que hasta podía sentirlo. En esta primer etapa me vi hablando con él mientras me mostraba la familia que yo había elegido antes de nacer y quienes iban a ser mis padres y hermanos, entre otras cosas. Luego me vi dentro del útero de mi madre sintiendo las mismas emociones que ella sentía durante mi embarazo cuando de repente Mecha me preguntó si veía o sentía que haya alguien más ahí, en mi visión. A lo que le respondí que no veía a nadie pero sentía como si alguien me mirara fijo. Ahí empezó el verdadero trabajo, sin entrar en detalles pude ver una entidad (parásito energético) que yo traía conmigo y era el motivo de mi estancamiento, de que todo me costara tanto, porque esos parásitos se alimentan de nuestra energía. Costó poder deshacernos de ella, pero gracias al excelente trabajo de Mecha lo logramos.
Es increíble el cambio que sentí luego de esa regresión. Una sensación de paz, de calma, como si me hubiera quitado una mochila de piedras de encima. Las cosas comenzaron a darse sin esfuerzo alguno. Tuve mayor claridad mental, emocional y espiritual.
Y mientras escribo estas líneas estoy pensando en coordinar una nueva cita para poder hacer otra regresión con ella para seguir profundizando el trabajo.
Gracias eternas Merchu por tu disposición, amabilidad, honestidad y profesionalismo.

Testimonio Julieta

… Estoy haciendo muchas cosas, a veces me siento culpable por no ser tan puntillosa como antes….deje de estar tan como un soldado
Y vos me ayudaste un montón con eso, fueron liberadoras todas las experiencias que atravesé con tu compañía y tu voz a mí lado
La confianza que me generaste tiene un valor enorme para mí, ya que eso es difícil de lograr a través de la razón, pasa por otro lugar, más sutil.

Escribiendo esto también se remueve en mi todo lo que te conté o exorcicé de alguna forma
Las situaciones que antes tenían muchísimo peso y carga, se alivianaron, son más ligeras y me cuesta menos llevarlas conmigo
Espero avanzar aún más.

Testimonio Catalina

Tengo 52 años y desde muy chica sufro inflamaciones intestinales. A medida que fui creciendo esto se fue acrecentando y con la menopausia fue peor aún. Consulté médicos especialistas, hice todos los estudios que me indicaron y nunca salió, por suerte, ningún problema físico más que esa inflamación molesta, dolorosa y que interfería en todos los ámbitos de mi vida.
Comencé hace tres meses el proceso Soy Granada y créase o no, fue después de una regresión que me hizo Mecha que mis intestinos comenzaron a ceder. Quien sufre esto sabe que convivir con la inflamación constante irrita el ánimo. Para mí es un verdadero milagro! Soy otra persona! Estoy feliz de por fin no sentirme con esa situación tan molesta en mi vida cotidiana.
¡Gracias, Mecha!

Testimonio Martín

Hace un año comencé un emprendimiento, tenía ganas, ilusiones, objetivos, pero no obtenía resultados positivos. Solo dolores de cabeza, dudas, nervios y no entendía el por qué. Me sentía bloqueado y anulado, fue cuando decidí contactar a Mecha. Aunque en ese momento no me di cuenta, con su primera charla ya había comenzado a cambiar todo. Hicimos una regresión donde me guió de una manera maravillosa, empecé a ver las cosas de otro modo. Luego frases que repetía, meditaciones, ejercicios. Siempre con la sabiduría, dulzura y pasión por lo que hace que caracteriza a Mecha.
Hoy mi emprendimiento es un éxito y sigue creciendo a pesar de cualquier mala situación del país. Además, y lo más importante, me ayudó a tener confianza en mí mismo, a entender que lo que veo es lo que generó dentro y se materializa. Lo que pienso soy. Mi agradecimiento y satisfacción.

Testimonio Vero

Yo no puedo poner en palabras técnicas lo que viví con Mecha pero sí puedo decirles lo que sentí desde que entré hasta que me fui
No sabía bien a qué iba ni cómo, sólo sabía que Mecha pone su don al servicio de las energías y yo vengo trabajando en la mía desde hace mucho tiempo. En mi energía y forma de vida, cada vez más consciente (¿o debería decir despierta?), cada vez más en contacto con mis emociones, mis percepciones, mi rol en el mundo y mi intuición, algo poderoso que liberé de todo cuando cumplí 30.
Y mi energía se encontró con una mujer luminosa, con alguien que parecía conocer de toda la vida. Alguien que fluye honestamente, que es amable y que sabe muy bien lo que hace (y brinda al otro). Ella explicó, preguntó, pidió permiso, abrió registros, me ayudó, me hizo ver, me guió respetuosamente, me hizo ver, me liberó y me hizo sentir liviana, muy liviana, como no me sentía hacía mucho tiempo. Vengo saliendo de una etapa muy difícil y muy fuerte de vida, y yo necesitaba estar ahí, en ese lugar, con esta guía tan respetuosa como cálida y cercana. Yo necesitaba entender ciertas cosas, y eso hice. Yo necesitaba confirmar que jamás me soltaron la mano, jamás lo harán. Yo necesitaba pedir perdón y decir te amo.

Yo no puedo poner en palabras técnicas lo que viví con Mecha, pero me hizo mucho mucho mucho bien. Mucho. Y agradezco infinitamente esta experiencia, esta limpieza, esta luz sobre mi realidad que me ayuda a ver mejor por dónde tengo que seguir para volver a ser luz yo. Agradezco que Mecha se haya animado a dedicarse de tiempo completo a su don, a su propia misión en el mundo a hacer que seamos más los que despertemos y evolucionemos para estar mejor. Gracias Mecha, gracias totales.

User registration

You don't have permission to register

Reset Password