Agua de luz

$780.00

Son concentrados sagrados que permiten equilibrar y armonizar la energía de la persona, despertando y abriendo posibilidades, virtudes, disolviendo desequilibrios, iluminando la consciencia y transformándola.

  • ¿Qué Incluye?El concentrado tiene elixires florales, cristales, aceites esenciales, esencias aromáticas, etc. Además, está destilado a través de ritos sagrados.
  • Opciones – Lucila, Ernesto, María, Miguel, María Magdalena, Jesús, Gabriel, Belial, Gaia (ver fragancias en la descripción).
  • ¿Qué beneficios ofrece? – Permite limpiar, purificar y resignificar el alma.
Limpiar
SKU: AGUADELUZ Categorías: ,

Descripción

Variedades

  • María Magdalena (ylang ylang)Activa la belleza que cada uno lleva adentro, la fuerza de lo femenino, la entrega, la pasión y el erotismo. Permite disolver las corazas y sanar la intimidad herida. Es magnética, magnánima y orgásmica. Es pura luz que invita a iluminarse.
  • Jesús (patchouli)Activa la firmeza, la autoridad, la determinación, la confianza. Permite centrarse restableciendo el orden interno y volver a la calma. Ayuda a hacerse cargo y ocupar el propio lugar. Serena la mente y activa la Conciencia Crística.
  • Miguel (tilo)Limpia y protege el campo vibratorio de la persona de todo aquello que no esté acorde a la frecuencia de Diosa/Dios, transformando la energía, invocando la presencia y la protección del Arcángel Miguel o Rayo Azul. Otorga voluntad y determinación. Gran aliado para cuando hay que tomar decisiones con firmeza.
  • Gabriel (lavanda)Purifica, eleva la energía, quita del medio todo lo que no esté en sintonía con la Frecuencia de Diosa/Dios. Ilumina y restaura el campo energético. Mejora la circulación de la energía. Quita los velos y permite ver con claridad.
  • Belial (vetiver)Otorga riqueza y prosperidad inmediata. Muestra lo que impide avanzar y ayuda a reconocer el lado negativo de la personalidad para transformarlo y avanzar en la luz. Conecta con la Madre Tierra trayendo abundancia y dinero. Su generosidad y bondad son iguales a las de Diosa/Dios, es decir, infinitas.
  • Gaia (sandía)Ayuda a reconocerse y ser uno mismo, a emerger. Permite conectarse con el merecimiento, a dar sin esperar nada a cambio, a amar con los brazos abiertos. Da entusiasmo, alegría, relajación, tranquilidad, optimismo, ayuda a “dejar ir”. Otorga aceptación y armonía interna.
  • Lucila (gardenia)Invoca a la Esfinge original. Hechicera por excelencia. Abre la puerta del laberinto interior que lleva a descubrir los propios tesoros y recursos internos. Ayuda a atravesar los momentos de crisis, las situaciones en las que parece que no hay salida. Otorga valentía, fuerza, confianza y perseverancia. 
  • Ernesto (bergamota)Invoca a San Benito y a San Jorge con sus ejércitos celestiales. Mago y alquimista por excelencia. Fulmina cualquier entidad, larva, bajo astral, etc. Ayuda a dirigir correctamente la energía y autoafirmarse siendo fiel a lo que uno cree. Desintoxica, destapa y recicla la energía. Otorga valentía, audacia, claridad y dignidad.
  • María (rosas)Invoca a la Diosa que acuna, protege y sana. Equilibra las energías internas y externas, emocionales, mentales y físicas. Trae calma para poder mantener la mente en la luz. Es el abrazo universal, el amor incondicional, la devoción y el servicio. Permite poder ver más allá de uno mismo, salir del egoísmo y centrarse desde el corazón.

Información adicional

PesoN/D
DimensionesN/D
Variedad

María, Lucila, Belial, Miguel, Maria Magdalena, Ernesto, Jesús, Gabriel, Gaia, Ernesto